TALLER DE PATRIMONIO EN ESPINARDO: RECUPERAR LA MEMORIA DE LA INDUSTRIA PIMENTONERA

Con motivo del pasado industrial pimentonero del barrio de Espinardo, el Centro Cultural y Social ha propuesto realizar una serie de acciones para recuperar la memoria viva y la identidad asociada al pimentón de los vecinos de Espinardo.

Para ello, en una primera fase del proyecto, se va a llevar a cabo una investigación de la bibliografía y documentación existentes, además de un taller grupal de recuperación y puesta en valor de las historias familiares asociadas a la industria pimentonera. También se van a localizar aquellos enclaves que fueron importantes en la antigua industria alimentaria del barrio.

De la mano del psicólogo y antropólogo Alberto García Sánchez, monitor del taller, se ha configurado un grupo de trabajo donde se ha iniciado un intercambio de experiencias y memorias, que servirán como base a un proyecto de recuperación cultural más amplio. Todo bajo la coordinación de la responsable del Centro Cultural María Catalina García Conesa.

Los objetivos específicos de este taller en torno a la actividad industrial y comercial del pimentón en Espinardo son:

– Ubicar donde estaban los antiguos molinos, casas comerciales y otros lugares de la industria auxiliar vinculada al pimentón: Cano, Albarracín, Molino de los Chocolateros, Los Navarros, Los Miradones, La Casa de Aragón, Pedro García Navarro, Compañía Clavellina, Alemán.

– Identificar a los artistas e ilustradores gráficos encargados del diseño de las latas de pimentón.

– Obtener información sobre los oficios relacionados con la industria pimentonera y la distribución del trabajo: maestros molineros, afinadores de piedras…

– Identificar los ritos, tradiciones, creencias, vida cotidiana, hábitos de vida, costumbres, actitudes sociales, fiestas; asociadas a los procesos de producción y transformación del pimentón. Los sistemas de sociabilidad relacionados con la cultura del trabajo.

Actualmente se están localizando los lugares significativos del pasado pimentonero de la pedanía. Cada uno de los miembros del grupo investiga los lugares que se le ha asignado y la información obtenida es puesta en común en las diferentes sesiones posteriores.

El pasado 18 de diciembre los integrantes del taller recibieron la visita del Catedrático de Economía José Miguel Martínez Carrión, Catedrático de Historia e Instituciones Económicas.

20171218_214239

En una fase más avanzada, dentro de las acciones de este taller, estaría la de la elaboración de un mapa en el que aparezcan geolocalizados los antiguos cauces, molinos, fábricas, secaderos, casas comerciales, trabajos auxiliares, etc; así como también imágenes, sonidos y narrativa oral vinculados al patrimonio industrial y social del pimentón en Espinardo; para su divulgación. También se pretende identificar físicamente los lugares en su propia ubicación mediante una placa o distintivo.

Una de las actividades más interesantes que han podido disfrutar los participantes de este taller fue la visita del pasado 19 de febrero un antiguo molino pimentonero, situado en pleno centro de Espinardo. Un molino eléctrico de 1922, hoy restarurado y rehabilitado por el arquitecto Francisco Sola. Con la mayoría de sus elementos originales recuperados (carpintería de madera, cerrajería, pavimentos…, destacando las antiguas oficinas con sus carpinterías de pino de teca y el suelo de baldosa hidraúlica), nos ofrece un relato vivo del proceso de la elaboración del pimentón.

image2 (2)

 Distribuido en dos alturas más sotano y terraza de secado, el Molino, hoy reconocido restaurante, conserva parte de la maquinaria y estructuras originales que los participantes pudieron conocer al detalle. Una vez secos al sol, primera fase del proceso, el pimiento pasa a la segunda que es la molienda; eliminando pedúnculo y parte de las semillas. Con la molturación se consigue un polvo rojo, fino y uniforme que se prepara para su consumo en lata, bolsa o saco. También se conservan las oficinas y detalles originales de la actividad de los trabajadores de la época y de su uso como uno de los principales molinos pimentoneros  de la zona.

image1 (2)

En la parte superior se realizaba una primera molienda donde se producía la descascarillada y una segunda en la parte más inferior donde existían unos depósitos para la recogida del aceite. La última fase era el envasado. Se ha recuperado la maquinaria y utilería empleada en la fabricación del pimentón así como la documentación y material gráfico que relata la historia del pimentón puro “TONITA”, producido en este molino.

pimentón viva

Deja tu comentario